Romper Es Difícil: Navegar Por Las Aguas Del Divorcio Sin Abogado (Pro Se)

Mujer en pro per leyendo papeles de divorcio.

Divorcio. Ya está, lo hemos dicho. Es la palabra de siete letras tan difícil de tragar como el pavo seco de Acción de Gracias de la tía Marta. Pero admitámoslo, a veces las relaciones acaban más como una pelea por el último trozo de pizza que como una cena romántica para dos. Y cuando eso ocurre, puede que te encuentres contemplando la palabra “divorcio.”

Ahora, antes de que empieces a imaginarte dramas judiciales y abogados con más descaro que un juez de la televisión diurna, déjame pararte ahí mismo. Esto no es una telenovela. Esto es la vida real, y seamos honestos, la mayoría de nosotros no tenemos un abogado de primera en marcación rápida.

Pero no temas, querido lector. El hecho de que navegues sola por las agitadas aguas del divorcio no significa que estés destinada a hundirte. Con la mentalidad y la preparación adecuadas, podrás atravesar este difícil momento con conocimiento, gracia y resistencia.

Comprender El Divorcio “Pro-Per”

Cónyuge en un divorcio pro se investigando en un ordenador portátil y preparando papeleo.

En primer lugar, aclaremos qué significa proceder “pro se” o “pro per” (ambos significan lo mismo). Ambos términos son latinos y generalmente significan “en nombre propio”. Si usted es un litigante “pro se” (o “pro per”) en el contexto del divorcio, significa que está tramitando su proceso de divorcio sin contratar a un abogado que le represente.

Aunque este enfoque requiere hacer los deberes y conocer los procedimientos legales de su jurisdicción, también puede ahorrarle dinero y fomentar una línea de comunicación más directa entre usted y su futuro ex cónyuge. Sin embargo, también tiene algunos contras.

Las Ventajas Del Procedimiento Pro Se

  • Ahorro de dinero: Uno de los beneficios más significativos de un divorcio por usted mismo es el ahorro potencial en honorarios legales. Los honorarios de los abogados pueden ser caros, ya que los abogados de divorcio pueden cobrar entre 250 y 1.500 dólares por hora, dependiendo de dónde vivas y de la habilidad y experiencia del abogado.
  • Empoderamiento: Hacerse cargo de sus propios procedimientos de divorcio puede ser fortalecedor. Le anima a aprender, entender y navegar por el sistema legal, dándole una sensación de control durante un tiempo que a menudo se siente caótico.
  • Fomentar la comunicación: Cuando usted y su cónyuge gestionan el divorcio directamente, puede mejorar la comunicación. Esto es especialmente beneficioso si hay hijos de por medio, ya que sienta las bases para una coparentalidad positiva.
Dos padres que comparten la crianza de su hijo durante un divorcio.

Los Contras De Un Divorcio Pro Se

https://judigolegal.com/wp-content/uploads/2024/02/52e5b5e3-67ee-4e79-9184-6a7f07955bfc.png
  • Perder dinero: Si hay alguna cuestión relacionada con la manutención del cónyuge, los pagos de manutención de los hijos, acuerdo prenupcial, o la propiedad conyugal, ir sin la plena representación de un abogado de divorcio podría terminar costando miles de dólares en el largo plazo. Esto se debe a que a menudo los abogados de divorcio son capaces de obtener mejores resultados para sus clientes. Esto es especialmente cierto si su cónyuge ha contratado a un abogado.
  • Pérdida de tiempo: Cuando usted contrata a un abogado, el abogado se encarga de la mayoría de las cosas relacionadas con el divorcio, tales como el manejo de los costos judiciales y honorarios de presentación, preparación y presentación de documentos de divorcio, orientación con las decisiones, y las comunicaciones con su cónyuge. Manejar su divorcio pro se significa tener que dedicar mucho tiempo a investigar lo que necesita hacer y luego manejar esas cosas por su cuenta.
  • Peores resultados: No importa cuanto investigue o estudie, a menos que vaya a la escuela de leyes y practique leyes por un tiempo, no tendra suficiente conocimiento de como crear el mejor resultado para su divorcio.


Los abogados son caros por una razón, tienen una amplia formación y experiencia que aplican para obtener el mejor resultado posible para sus clientes. Ellos saben cómo crear palanca utilizando los hechos de su caso y la ley con el fin de obtener los mejores resultados posibles. En algunos casos eso significa maximizar la cantidad de dinero que usted recibe para la manutención del cónyuge, manutención de los hijos, o como resultado de la división de la propiedad, y en otros casos eso podría significar la obtención de la custodia de los hijos para usted.

Por razones obvias, un divorcio pro se funciona mejor cuando el divorcio es de mutuo acuerdo. Un divorcio de mutuo acuerdo es aquel en el que los cónyuges están de acuerdo en todas las cuestiones importantes relacionadas con la disolución del matrimonio.

Cónyuges en un divorcio de mutuo acuerdo que trabajan juntos en su divorcio.

Para saber qué cosas debe tener en cuenta a la hora de decidir si necesita un abogado para su divorcio, lea este artículo o vea nuestro vídeo “¿Necesito un abogado para mi divorcio?” aquí.

Si decide proceder sin abogado de divorcio, a continuación le ofrecemos algunos consejos útiles.

Consejos Para Tramitar El Divorcio Sin Representación Legal

Consejo 1: Piense en los hijos

Tres niños jugando.

Si tienes hijos, probablemente estén confusos con la situación. Es importante velar por sus intereses. Esto significa evitar utilizarlos como peones o mensajeros y mantener un frente unido, aunque entre bastidores esten más divididos que una pizza en una fiesta. Y, si usted está manejando su divorcio sin representación legal, esto es especialmente cierto ya que gran parte de su tiempo y energía se gastará en la investigación y la preparación de papeleo – que puede ser confuso y frustrante.

Consejo 2: Obtenga asesoramiento legal gratuito a través de chat en línea usando Judigo Legal

Hombre recibiendo asesoramiento legal gratuito en línea de abogados en su dispositivo móvil utilizando el chat en línea gratuito de Judigo Legal.

¿Necesita algún consejo o alguna orientación sobre por dónde empezar o qué hacer a continuación? Chatee en línea gratis con abogados de divorcios.

Estos abogados pueden responder a sus preguntas, incluso sobre la presentación de documentos, qué esperar y cuáles son sus derechos. En resumen, pueden darle indicaciones generales sobre lo que tiene que hacer y cómo hacerlo.

Obtener ayuda en Judigo Legal es fácil, todo lo que tienes que hacer es registrarte y hacer tu pregunta. Un abogado iniciará inmediatamente un chat en línea gratuito para responderle. Los chats online en Judigo Legal son siempre gratuitos y están disponibles 24/7.

Consejo 3: (Intentar) mantener la cortesía

¿Recuerdas cuando tu madre te dijo que te portaras bien? Bueno, ella tenía razón. En el calor de un divorcio, es fácil dejar que las emociones corran más salvaje que un toro en una tienda de porcelana. Pero, ¿adivina qué? Ser civilizado, cooperativo y respetuoso con tu futura ex esposa puede acelerar el proceso y reducir los costes. ¿Quién iba a decir que “por favor” y “gracias” podían ahorrarle dinero?

Consejo 4: haga las tareas

Lo primero es lo primero: investigar. La misma estrategia que utilizaste para aprobar los exámenes de la secundaria te va a resultar muy útil. Sólo que esta vez, en lugar de biología o álgebra, vas a estudiar las leyes de divorcio de tu estado. Recuerda que el conocimiento es poder y, en este caso, también puede ahorrarte mucho dinero. 

Para obtener acceso gratuito a bases de datos jurídicas y otros materiales de investigación, considere visitar la biblioteca jurídica más cercana; la mayoría de los condados de California tienen una. Para obtener información sobre los servicios que ofrecen las bibliotecas jurídicas y otros recursos gratuitos de autoayuda, visite https://www.courts.ca.gov/1091.htm?rdeLocaleAttr=es. Además, los sitios web de la mayoría de los tribunales ofrecen información sobre el proceso de divorcio y los diferentes documentos de divorcio que tendrá que rellenar y presentar.

Consejo 5: Póngase las pilas

Reúna toda la documentación pertinente. Esto incluye registros financieros, títulos de propiedad, acuerdos prenupciales (si los hay) y cualquier otra cosa que pueda ser importante. Si, por ejemplo, está intentando obtener una pensión alimenticia, los documentos relativos a los ingresos y bienes de su marido serán de gran ayuda. Piense en ello como en una limpieza de primavera, con la diferencia de que está rebuscando en su vida en lugar de en su armario.

Persona pro se organizando sus papeles de divorcio.

Consejo 6: Dar una oportunidad a la mediación

¿Ha pensado alguna vez en cambiar el tedioso drama de los tribunales por una amistosa charla de mesa redonda? La mediación puede ser la solución. Suele ser más beneficioso para el bolsillo que las peleas en los tribunales. En una mediación, los cónyuges contratan a un tercero, normalmente un abogado o un juez jubilado. El mediador es neutral, es decir, no debe tomar partido, y su única misión es conseguir que ambos cónyuges lleguen a un acuerdo.

Consejo 7: Averigüe dónde tiene que declarar

Antes de poder divorciarse en cualquier estado de EE.UU., hay una cosita llamada requisitos de residencia que tienes que tachar de tu lista de comprobación. Esto no es como pedir una pizza: llamas y voilà, ¡la tienes en la puerta! Usted y su cónyuge tienen que haber residido en el estado durante cierto tiempo, normalmente unos seis meses, antes de que el tribunal considere su solicitud de divorcio.

Y justo cuando pensabas que era tan sencillo como elegir un estado, ¡hay otro giro! También tiene que presentar la demanda de divorcio en el condado o parroquia donde usted y/o su cónyuge han estado anidando. Es como encontrar el par de zapatos adecuado; no sólo tienen que ser de su talla, sino que también tienen que combinar con su atuendo. Así que tendrá que averiguar qué juzgado se adapta a su caso.

Así que, antes de lanzarse a la piscina del divorcio, haga un poco de trabajo detectivesco. Investiga las normas específicas de tu estado y condado para no acabar dando palos de ciego. Al fin y al cabo, no querrás ser tú quien se presente en chanclas a un evento de etiqueta, ¿verdad?

Consejo 8: Archivar y servir

Una vez cumplimentados los formularios, deberá presentarlos ante el tribunal competente y notificarlos a su cónyuge. Tenga en cuenta que probablemente no podrá entregar los papeles usted mismo y que cada estado tiene sus propios requisitos. Por ejemplo, algunos estados pueden requerir que los documentos de divorcio sean notificados por un sheriff, mientras que otros sólo permiten la notificación por medio de un agente judicial registrado.

Consejo 9: Cuídese

Mujer feliz cuidándose durante su divorcio haciendo ejercicio y escuchando música.

Acuérdate de cuidarte. Pasar por un divorcio es como correr una maratón en una cinta: agotador y aparentemente interminable. Así que no te olvides de comer (el chocolate cuenta), dormir (soñar con una vida sin problemas cuenta) y hacer ejercicio (bailar al ritmo de “Single Ladies” de Beyonce cuenta).

Además, no olvides establecer límites claros con tu ex pareja para proteger tu bienestar emocional. Esto puede implicar limitar la comunicación a los asuntos necesarios y evitar temas que desencadenen conflictos.

Por último, a muchas personas que han pasado por un divorcio les ha resultado útil tomarse un descanso de las redes sociales. Intenta limitar tu exposición a influencias negativas que puedan exacerbar tus sentimientos de soledad o inadecuación. En su lugar, rodéate de positivismo y contenido edificante.

El Divorcio “Hágalo Usted Mismo” No Es Una Solución Universal

Cónyuge que se esfuerza por tramitar su divorcio sin abogado.

Aunque te consideres un entusiasta del bricolaje, el divorcio no es como montar un paquete de IKEA (¡y todos sabemos cómo suele acabar!). Por supuesto, puedes intentar navegar por esas agitadas aguas legales tú solo, pero créenos, no es pan comido. Un formulario equivocado, un requisito omitido, y ¡zas! Tu divorcio se retrasa o algo peor.

Y ni siquiera empecemos con las reglas de división de bienes y custodia. Es como intentar resolver un cubo de Rubik con los ojos vendados. Antes de que te des cuenta, podrías estar asintiendo con la cabeza a un acuerdo tan apetecible como las sobras de la semana pasada.

Ahí es donde entran en juego nuestros héroes sin capa, los abogados de divorcio. Pueden guiarte y ayudarte a tomar decisiones que no te hagan llorar durante años.

¿Tienes miedo de que te cueste mucho? No tema. Muchos abogados colaborarán con usted para que no se arruine. Algunos incluso ofrecen divorcios con tarifa plana: es como la hora feliz, pero para los servicios jurídicos. En algunos casos, el tribunal puede incluso obligar a tu cónyuge a pagar los honorarios del abogado.

Así que no descartes la idea de contratar a un abogado sólo porque te preocupe el dinero. Si su abogado acelera los trámites y consigue un mejor acuerdo, puede que descubra que es el dinero mejor invertido de su vida.

También hay varias alternativas a manejar todo el divorcio por su cuenta o contratar a un abogado para la representación completa. Para conocer las opciones gratuitas y de bajo coste en California, consulta este artículo.

Conclusión

Persona en la playa sintiéndose inspirada y en paz.

Es fácil ver el divorcio como un final: el final de una relación, el final de un capítulo. Pero intenta verlo también como un principio. Una oportunidad de empezar de nuevo, de aprender de los errores y de volver a encontrar la felicidad. Recuerden, mis amigos, que esto también pasará. Y hasta que pase, estamos aquí para ayudarlos.

Descargo de responsabilidad: Este artículo tiene carácter informativo y no constituye asesoramiento legal. Consulte con un profesional sobre su situación específica.